Museo de Ulía - SALA I

Museo de Ulía - SALA I

 

En la Sala I se muestra una evolución histórica desde la Prehistoria hasta la fundación del municipio romano. Entre los restos prehistóricos encontramos una pequeña muestra de material lítico, desde los utensilios más antiguos, como cantos y lascas trabajadas, hasta otros más perfeccionados y recientes, como las puntas de flecha de sílex. También se exponen diversos materiales del Bronce Final, como hachas y puntas de flecha.

De época ibérica encontramos una de las piezas más excepcionales, una cabeza de caballo de una gran belleza plástica. De esta época aparecen en las paredes del pueblo una gran cantidad de material cerámico, quizá prueba de ese opidum que debía ubicarse debajo del actual municipio.

Durante la República romana tienen lugar los enfrentamientos bélicos a las puertas de la propia ciudad y prueba de ello son los restos aparecidos, como bolaños de piedra, proyectiles de plomo que se lanzaban con hondas y algunos restos de armamento, como las puntas de hierro de las lanzas romanas o pillum. Para facilitar la comprensión del acontecimiento bélico, concretamente el asedio que sufrió la ciudad, se ha elaborado una maqueta didáctica que muestra la variada maquinaria bélica empleada por los romanos para asediar una ciudad. A comienzos del Imperio la ciudad recibe el estatus de municipio romano y seguramente se monumentaliza, adoptando todos los rasgos urbanísticos de una ciudad romana, con edificios públicos como el foro, las termas, el templo, la curia, el macellum, etc.

Prueba de este funcionamiento urbano son las inscripciones que se pueden contemplar en esta sala, referidas a cargos municipales ejercidos por gobernantes locales o dedicaciones que realizan los ulienses en forma de altar, estatuas o monumentos. Igualmente destacan los conjuntos escultóricos propios de las ciudades romanas, destacando el retrato de un personaje de la familia Julio-Claudia.