Fiesta de la Candelaria

Se celebra el día 2 de febrero. Se tiene constancia de su celebración desde la centuria del quinientos. La noche anterior a la fiesta se recogen ramas y troncos de olivo y se transportan al patio de las escuelas parroquiales que se encuentran justo al lado de la Ermita de la Vera Cruz.

El día 1 de febrero se le prende fuego a las maderas, formándose una gran hoguera (Candelaria), a cuyo alrededor se reúnen grupos a tomar copas mientras se entonan cantos tradicionales.

El día 2 tiene lugar la procesión de la Virgen de la Candelaria, conocida popularmente como “de la tarta y la paloma”. La tarta es portada por un monaguillo y se reparte a los pequeños al terminar el desfile, mientras que los pichones se colocan en las andas de la Virgen. Una vez que finaliza la misa de esta procesión es típico que los niños que hayan nacido en el año anterior sean presentados a la Virgen, en la parroquia. Al regreso de la procesión es tradicional que se cante la primera saeta del año, que marca la cuenta atrás de la Semana Santa.